top of page

La Euro de España: con la miel en los labios

El partido ante Inglaterra pone fin a un torneo en el que el equipo español, mermado por las lesiones y los motivos extradeportivos, no consiguió sacar su mejor versión hasta el día más importante, pero aún así no fue suficiente como para deshacerse de las anfitrionas y máximas favoritas al título.



 

La Women's Euro 2022 ha sido una montaña rusa de emociones para la selección española. Las sorpresas y novedades han estado presentes desde el mes de junio, cuando el seleccionador Jorge Vilda dió su primera lista de 28 jugadoras para preparar el torneo, hasta los últimos minutos de la prórroga de los cuartos de final en la noche del 20 de julio de 2022 en Brighton.


Quizás el resultado final no sea el esperado después de que en la Arnold Clark Cup de enero España se postulase como una de las grandes favoritas al terminar invicta y dominar a selecciones como Inglaterra o Alemania, pero los grandes torneos son mucho más que 90 minutos sobre el campo y ahí es donde ciertos factores han marcado la diferencia. Y en muchas ocasiones, en contra de nuestra selección.


GOLPES DUROS ANTES DE COMENZAR

España comenzó su torneo particular mucho antes de que la árbitra pitase el inicio del partido el día 8 de julio ante Finlandia. Tres fueron los "goles" que encajamos antes de esa fecha, y las tres veces el equipo fue capaz de salir adelante gracias a la unión de todas las futbolistas. El primer mazazo llegó con la lesión de Jenni Hermoso, seguido de la baja de Salma Paralluelo, cuando el equipo todavía se encontraba en Madrid en fase de preparación.


Una vez llegadas a Inglaterra, el destino y la mala suerte le colaron a España un gol por toda la escuadra. Un golpe mucho más duro del que sería más difícil recuperarse, tanto en materia anímica como futbolística: Alexia Putellas, capitana y buque insignia del equipo, se había lesionado de gravedad. En su lugar, entró Amaiur Sarriegi, quien había sido descartada en las anteriores listas pero que llegaba con ganas de demostrar todo su talento.


Amaiur, en un entrenamiento en Inglaterra: Sefutbolfem


dudas para empezar

Después de todos los altibajos en la preparatoria, el torneo no comenzó de la mejor manera. Apenas se habían disputado 120 segundos cuando después de un despiste, Finlandia daba la sorpresa y se adelantaba en el marcador. A partir de ahí, España sacó coraje y calidad hasta que consiguió darle la vuelta al marcador. Finalmente, un 4-1 en el que los goles de cabeza fueron el principal arma del equipo. Lucía García fue la encargada de poner el gol de la tranquilidad, el 3-1, con un gran remate al primer palo.


Lucía, celebrando su gol de cabeza ante Finlandia: SeFutbolFem


Pero cuando todos pensábamos que de los errores iniciales se había aprendido... otra vez se volvió a pecar en el minuto dos. Un error en la salida de balón, otra vez cuando apenas se habían jugado dos minutos de partidos, condenó a España a ir a remolque ante un gran equipo como Alemania. A pesar del gran trabajo de nuestras jugadoras, ordenadas en el centro el campo por Laia Aleixandri y con Lucía García teniendo las mejores ocasiones de gol, el equipo no fue capaz de hacer gol ante una gran defensa y terminó cayendo por 2-0 pese a la insistencia ofensiva.


El tercer partido de fase de grupos se convertía, automáticamente, en una eliminatoria. España necesitaba puntuar ante Dinamarca y, de no hacerlo, las danesas serían las que conseguirían el acceso a los cuartos de final. Después de 90 minutos de igualdad total, España pudo anotar un gol al contraataque para hacerse con el 0-1 final y sellar la clasificación.


Laia, ordenando al equipo en el partido contra Dinamarca: Sefutbolfem


el más difícil de todos

La Selección Española femenina nunca había superado una fase eliminatoria en un gran torneo. Todas las anteriores ocasiones se habían cerrado con derrotas y decepciones. En esta ocasión, el escenario no era muy esperanzador: Inglaterra como rival y 30.000 seguidores británicos llenando las gradas del estadio de Brighton. Pese a eso, la confianza de las jugadoras en sus posibilidades eran máximas.


Pese a que el escenario no se mostraba muy positivo, España dio la talla durante todo el partido, siendo incluso superior a las anfitrionas. Tal fue así que, cuando se cumplían los 10 minutos de juego de la segunda parte, Esther anotó el primer gol del partido silenciando las miles de gargantas que, durante los minutos anteriores, alentaban a sus jugadoras al grito de "England, England".


Pese a los cambios del seleccionador, que intentó asegurar el equipo colocando a Laia Aleixandri en el centro del campo, un polémico gol inglés a cinco minutos del final ponía el empate y volvía a despertar los ánimos tanto de las jugadoras locales como de sus aficionados. Así se llegaba al final del partido, con empate y media hora de prórroga por jugar.


En el tiempo extra se revivieron los peores fantasmas del torneo. A los cinco minutos de comenzar la prórroga, un gran gol de las inglesas desde fuera del área ponía a España en desventaja. El seleccionador confió por primera vez en esta Eurocopa en nuestra player Amaiur Sarriegi para darle la vuelta a la situación, pero pese a la insistencia de la delantera de la Real Sociedad, España no pudo empatar el partido. Así se ponía fin a la andadura de España en esta Uefa Women's Euro 2022.


Amaiur, en una de sus ocasiones contra Inglaterra: Sefutbofem


victorias fuera del terreno de juego

Pese a que nos despedimos del Reino Unido mucho antes de lo deseado, tanto la selección nacional como el fútbol femenino a nivel internacional han batido récords durante este mes de julio. En el partido ante Inglaterra, 2.420.000 personas animaron a la selección desde sus casas durante los 90 minutos; en la prórroga, esas cifras ascendieron a las 3.056.000 personas, mientras que el "minuto de oro" fue seguido por 3.522.530 aficionados. Unas cifras de audiencia nunca conseguidas en un partido de fútbol femenino en nuestro país.


De este eco mediático también forman parte los principales periódicos deportivos del país. Tanto los situados en Madrid como en Barcelona han seguido el torneo desde su inicio y le han dado un espacio clave en sus portadas durante todo este mes de julio. Aquí algunos ejemplos, especialmente, del MARCA y AS.



Esto no hace más que demostrar que el fútbol femenino sí gusta en España. Que cuando las televisiones le dan un espacio relevante en sus parrillas, la gente responde y está delante del televisor vibrando con las jugadoras. Desde BePlayer confiamos en que esto sólo haya sido un precedente y que las oportunidades se sigan repitiendo en los próximos años. Un deporte tan bonito merece ser cuidado, respetado y mostrado a la sociedad. No sólo para que siga prosperando, sino porque puede servir de ejemplo para las futuras generaciones.


El grupo reunido después de la eliminación: Sefutbolfem


El año que viene tenemos un Mundial apasionante y, mientras esperamos, las competiciones de clubes no paran. Liga, Copa de la Reina, Champions League y otras competiciones en las que nuestras jugadoras estarán luchando y dándolo todo para llegar en las mejores condiciones a las siguientes citas internacionales.




Comments


categorías

archivo

etiquetas

más artículos

bottom of page