top of page

Ser madre y futbolista de élite: un desafío por cumplir dentro y fuera del campo


El fútbol femenino ha experimentado un crecimiento extraordinario en las últimas décadas, ganando terreno en el escenario deportivo mundial y desafiando estereotipos arraigados. Sin embargo, detrás de los logros en el campo de juego, persisten desafíos importantes que afectan a la vida de las jugadoras profesionales. Con motivo del Día de la Madre arrojamos luz sobre un tema delicado y todavía desafiante para las futbolistas: la maternidad.


 

LA REALIDAD DE LAS JUGADORAS PROFESIONALES

 

¿Has descartado quedarte embarazada para que no se vea afectada tu carrera deportiva? Es la pregunta que desde el Sindicato FUTPRO realizaron a un 40% de las jugadoras que componen la liga profesional de fútbol con el fin de conocer cuál es su opinión en un tema tan trascendental y personal como es la decisión de ser madre.

 

El resultado de la encuesta es cuanto menos alarmante Un 46% de las futbolistas encuestadas expresaron preocupación por las posibles represalias que podrían enfrentar si quedaran embarazadas. Casi el 30% descarta quedarse embarazadas para proteger así su carrera deportiva mientras que el restante 70% prefieren postergar esta decisión a un momento más idóneo para que no afecte a su carrera, como bien pueda ser al término de esta.

 

 

LA HISTORIA DE ANA ROMERO “WILLY”

Este es el caso de Ana Romero, más conocida como Willy, quien ha protagonizado una carrera futbolística frenética pasando por números equipos como Espanyol, F.C. Barcelona, Valencia, Betis, incluso la selección española de fútbol. Sin embargo, no fue hasta este 2024, cuatro años después de colgar las botas, cuando decidió y anunció que iba a ser madre junto a su pareja, Merel.  


FOTO: JONATHAN SEGADE, MUJERHOY


“Siempre he querido ser madre, siendo futbolista, pero hace unos años era complicado planteárselo debido a que no había ninguna regulación al respecto y para una mujer deportista implica un parón. La mayoría de las veces en tu mejor momento deportivo.


Además, la vida de las futbolistas es bastante inestable, en el sentido de que los contratos suelen ser cortos, entonces tienes el riesgo de que si firmas 2-3 años y uno te lo pasas sin competir, tienes siempre cierto miedo a que vaya ser un impedimento a la hora de que te renueven contrato o de cortar tu proyección a nivel de selecciones nacionales también, por ejemplo.


En mi caso tenía claro que quería ser madre y puesto que el futuro después del fútbol lo tenía claro y se preveía más estable decidí esperar a retirarme para ello y además la situación con mi pareja también acompañaba a que se haya dado ahora que parece que es el mejor momento”.


La historia de Willy es el claro ejemplo de que la conciliación es todavía el desafío más complicado dentro y fuera al que han de hacer frente las jugadoras. ¿Uno de los principales motivos? No existe un marco normativo nacional que las ampare como deportistas de élite con sus consecuentes especificidades.


 

LA NECESIDAD IMPERANTE DEL CAMBIO

Ante esta realidad, surge la necesidad imperante de implementar cambios significativos en la industria del fútbol femenino y particularmente en el último Convenio Colectivo, cuyo extenso texto, tan sólo le dedica un párrafo a un tema tan trascendental. Actualmente se está negociando el nuevo Convenio Colectivo que esperamos que arroje luz sobre este tema y proteja el derecho de las futbolistas a la maternidad.


FOTO: MARTA PEREZ, EFE


Las futbolistas profesionales no deberían tener que elegir entre su carrera deportiva y su deseo de ser madres. La maternidad no debería ser un obstáculo para el éxito deportivo de las futbolistas. Más bien, debería ser vista como una parte natural de la vida de una mujer y recibir el mismo nivel de apoyo y consideración que se brinda a otros aspectos de la carrera deportiva. Esto implica no solo la implementación de normativas sino también implementar programas de apoyo dentro de los clubes, campañas de sensibilización y concienciación para las deportistas, cuerpo técnico, staff y la sociedad en sí.


 

RECOMENDACIONES DE FUTPRO

Ante un tema tan sumamente delicado, hemos decidido acudir nuevamente al Estudio de la Maternidad de Futpro (2023) para conocer las recomendaciones que realizan desde el sindicato a través de un enfoque integral y teniendo siempre en consideración las preocupaciones y necesidades reales de las jugadoras.


Creemos que es clave que una mujer tenga opciones entre las que elegir y esté protegida para poder tomar la decisión que ella considere.


1.     No querer ser madre

2.   Postponer la maternidad hasta el final de su carrera deportiva. Para ello también es importante que conozca que exiten técnicas de preservación de la fertilidad, como la congelación de óvulos, que le ayuden a mantener esa decisión y no agobiarse.

3.     Ser madre durante su carrera deportiva sintiéndose protegida y apoyada.


Para ello, la creación de un marco legal y contractual que proteja los derechos de las futbolistas embarazadas y en período de maternidad, es esencial. Esto incluye garantizar la estabilidad laboral, la protección contra la discriminación y el acceso a beneficios médicos y de cuidado infantil. Además, se sugiere la implementación de medidas para facilitar la conciliación entre la vida familiar y deportiva, como la flexibilidad en los horarios de entrenamiento y competición, así como el acceso a instalaciones de cuidado infantil en los clubes y federaciones.


Otra recomendación importante es la promoción de la educación y la concienciación sobre la maternidad en el fútbol femenino. Lo cual implica no solo informar a las jugadoras sobre sus derechos y opciones, sino también sensibilizar a los entrenadores, directivos y otros actores clave sobre la importancia de apoyar a las futbolistas en todas las etapas de su vida, incluida la maternidad.


 

DESAFÍOS Y OPORTUNIDADES

Si bien existen desafíos significativos, también hay oportunidades para el cambio positivo. El crecimiento continuo, la visibilidad y la popularidad que está adquiriendo el fútbol femenino brinda una oportunidad única para generar conciencia sobre la maternidad -y la paternidad- en el deporte y en la sociedad.


Recientemente saltó la polémica porque un jugador del Villarreal no acompañó a su mujer en el parto por asistir a un partido de liga, aun cuando contaba con el permiso del club. La respuesta social a este acontecimiento no se hizo de esperar en cuanto se hizo pública la noticia. Las redes sociales no tardaron en manifestar su rechazo a la decisión tomada por jugador, lo cual refleja que el papel del hombre también ha evolucionado en los últimos años y seguimos dando grandes pasos hacia la igualdad de género.


 


EL MUNDIAL DE australia Y LA HISTORIA FAMILIAR DE IRENE PAREDES

El reflejo de cómo el fútbol puede ser un maravilloso escaparate al mundo para proveer una cultura de inclusión y apoyo, en cuestiones de derechos vitales como la maternidad, lo encontramos en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda de 2023.


Por primera vez en la historia del fútbol, la FIFA permitió a las jugadoras viajar con sus hijos de hasta 4 años edad al Mundial de 2023 celebrado en Australia y Nueva Zelanda.


Este hecho, sin antecedentes previos en el mundo del fútbol, nos regaló historias tan bonitas como la de Irene Paredes, jugadora de la selección española, que  vivió el torneo junto a su mujer, Lucía Ybarra, y su hijo Mateo, de 2 años.


FOTO: INSTAGRAM IRENE PAREDES


“Cuando un niño es tan chiquitín tú necesitas de él, pero él también necesita de ti”, relató Paredes, que asegura que el rendimiento en el campo no sólo pasa por cómo se entrena o por la preparación táctica. “Todo lo que tenemos alrededor también influye. Que tu gente esté bien al final influye en tu rendimiento. El tenerles aquí me hace mucho bien y espero que note en el campo”.


Unas declaraciones que ejemplifican cómo el acompañamiento familiar se vuelve fundamental para las futbolistas. Sin embargo, no siempre ha existido este respaldo.


 

LO QUE TUVO QUE PASAR LA FUTBOLISTA SARA BJÖRK ES LO QUE MUCHAS JUGADORAS TEMEN

La futbolista islandesa contó en primera persona para Player's Tribune como fue su experiencia de maternidad. Su alegría inicial al descubrir que estaba embarazada en marzo de 2021, pronto se transformó en miedo y culpabilidad, pero nunca se planteó no tener a su bebé.


Al poco tiempo de contar la noticia en su club (Olympique Lyonnaise) dejó de recibir su nómina y Sara comenzó a dudar de cuáles eran sus derechos. Decidió incluir a la FIFA para que el club siguiera la normativa, pero su sorpresa fue mayúscula cuando le amenazaron “Si vas a la FIFA no tienes futuro en Lyon”, y ella deseaba volver tras su maternidad, no dejaba de entrenar un solo día durante su embarazo para mantener la forma y recuperarse lo antes posible.


FOTO: PLAYER TRIBUNE


Sara comenzó su baja el 1 de abril 2021 y se reincorporó al equipo en enero de 2022. A pesar de su enfado, quería volver al máximo nivel para demostrarle a todos de lo que era capaz, pero en el club empezaron a tratarla de forma diferente, no le daban permiso para que su bebé (todavía tomando leche materna) viajara con el equipo para los partidos fuera de casa, y le hacían sentir constantemente que haber tenido un bebé era algo negativo.


A pesar de no tener ningún futuro en el club, ganó el juicio y el Lyon tuvo que pagarle todas sus nóminas desde el inicio de su baja como dicta la normativa FIFA. Además, recibieron una sanción por faltar a su obligación de cuidado, ya que, durante su baja, ningún miembro del club se puso en contacto con ella para saber cómo estaba mental o físicamente.


 

MARIA ALHARILLA, EJEMPLO DE QUE FÚTBOL PROFESIONAL Y MATERNIDAD ES POSIBLE

Ser madre y futbolista es posible. Del «¡Quiero ser futbolista!» al deseo de la maternidad es un camino por el que ciertas jugadoras de nuestro país han transitado. Es el caso de María Alharilla, capitana del Levante UD e integrante de la selección española de fútbol.


En una entrevista a Relevo en marzo de 2023, la jugadora relataba cómo hace unos años era inimaginable ser madre gestante y compaginarlo con una carrera futbolística. Sin embargo, cada vez se van dando pasos hacia delante, y tanto a nivel institucional, mediático como por parte de clubes existe una concienciación y un apoyo cada vez más grande. Un respaldo que fue vital para Alharilla puesto que, el Levante anunció su renovación hasta el año 2024 una vez estaba embarazada. Un hecho insólito en nuestro país.


“Era una decisión nueva en el mundo del fútbol, di un paso adelante para hacerlo y todo me ha ido muy bien. Por parte del club he tenido todo el apoyo, eso me ha puesto las cosas más fáciles. Llevo un año de felicidad. Todas las mujeres futbolistas tendrían que dar el paso, si lo quieren, y hacerlo porque es un derecho que tenemos nosotras y que no nos puede quitar nadie”, concluía la futbolista.


FOTO: GETTY IMAGES


Alharilla es considerada pionera en el fútbol de élite español en hacer una pausa en su carrera para quedarse embarazada. Como la española, no tuvo referentes en el país tuvo que buscarlos fuera.

 

Las futbolistas (y madres) estadounidenses Alex Morgan y Sydney Leroux, fueron sus a la hora de afrontar su embarazo.


 

ALEX MORGAN Y OTRAS DEPORTISTAS ACTIVISTAS A FAVOR DE LA MATERNIDAD

La estrella del San Diego Wave y de la Selección de Estados Unidos, Alex Morgan, es un emblema del futbol femenino a nivel mundial, dentro como fuera del terreno de juego.

Además de ser considerada una de las mejores futbolistas de la historia, también ha dejado su legado en cuestiones sociales y de derechos como es la maternidad.


FOTO: INSTAGRAM ALEX MORGAN


Tras dar a luz en mayo de 2020 a su hija Charlie, Morgan ha demostrado que las mujeres futbolistas pueden regresar a la máxima competición tras el embarazo a un excelente nivel, incluso mayor, puesto que tal como relata la estadounidense, "encuentra en su hija su

motivación".


Prueba de ello es que vivió su mejor año después de ser madre, lo cual le llevó a ganar la bota de oro por ser la máxima goleadora de la temporada de NWSL después de marcar 15 goles con el San Diego Wave.


Y no sólo en lo referente al rendimiento deportivo dentro del terreno de juego, sino también en todo lo que rodea a la jugadora en su día a día. La estadounidense siempre está acompañada por su hija a donde quiera que vaya, -ya sea entrevistas, concentraciones, partidos-. Un hábito cotidiano que vive con plena normalidad y que muestra en sus redes sociales a sus 10M de seguidores.


Alex Morgan es uno de los diferentes casos mediáticos. Serena Williams, Ana Peleteiro, Ona Carbonell, Maialen Chourraut... ejemplifican que siempre que se cuente con el respaldo adecuado la conciliación de la maternidad y el deporte de alto nivel, pueden y deben ser compatibles. Aunque no deja de ser, todavía, un reto fácil.


La maternidad sigue siendo un desafío significativo para las jugadoras profesionales, pero también representa una oportunidad para el cambio y la mejora. Al hacerlo, no solo estaremos creando un ambiente en el que las jugadoras puedan sacar el máximo potencial a su carrera profesional sin tener que renunciar al derecho de ser madres, sino que también estaremos fortaleciendo la integridad y el valor del deporte en su conjunto, dentro y fuera del campo.


¡Felicidades a todas las madres!

24 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


categorías

archivo

etiquetas

más artículos

bottom of page